Transformación, crecimiento y liderazgo

#TransfórmateparaTransformar, podría ser mi mantra de este año que terminamos.

Una expresión que me ha acompañado a lo largo de estos últimos doce meses en las ponencias que he impartido en jornadas, talleres, conferencias, encuentros y eventos a los que he asistido. Un mantra que apliqué y sigo aplicando en mí misma y que junto a temas sobre liderazgo consciente y transformador y liderazgo femenino, comunicación de alto impacto y la transformación en las organizaciones para la digitalización, han sido los pilares fundamentales de mi trabajo de 2019.

Desde talleres para pequeños grupos como los impartidos en Castellón, en CastaliaLab o en el área de Emprendimiento del Ayuntamiento de la ciudad hasta la participación en la reciente Cumbre del Clima organizada en Madrid, en calidad de directora internacional de Desarrollo de Negocio de la Fundación Woman’s Week, en la que reunimos a un grupo especializado de mujeres con labores ejecutivas en sus diferentes firmas.

La economía, finanzas y tecnología aplicada a las mismas ha sido también otra de las áreas en las que he centrado mi trabajo en este 2019, y lo ha sido en foros como Ecofin. Siempre desde mi faceta como transformadora de lo que en su día llamé, y sigo llamando, Alma de las Empresas. Una transformación vertical, desde arriba hacia abajo en la organización y que es la única capaz de mutar la empresa en una firma competitiva e involucrada en los cambios que nos impone un presente mediatizado por las herramientas tecnológicas que nos brinda la evolución en la que estamos inmersos, una corriente imparable.

Con este colectivo, Ecofin, magnifícamente liderado desde hace años por su fundador, Salvador Molina, periodista experto en economía, he tenido el placer de formar parte del jurado que otorgó los diferentes premios que se concedieron en la gala que todos los años se celebra poco antes de la llegada del verano, enmarcada dentro de las actividades del Congreso Ecofin anual, también, inmediatamente después de la etapa estival, de la presentación en las instalaciones del Grupo Fomento en Madrid, del que soy consejera, del Manual de Felicacia de Juan Carlos Maestro, además de mi participación también con Ecofin de la jornada que sobre las buenas prácticas en la empresa, que tuvo lugar el pasado mes de octubre y un mes después, en InnoDay, una cita centrada en la innovación en la empresa y en la que Salvador y yo presentamos nuestra futura escuela de negocios que empieza a funcionar en breve.

Mujer y liderazgo

La centrada en el mundo de la mujer en las organizaciones, su papel, su ascenso y las maneras de conseguir y ejercer ese liderazgo es un área a la que me he dedicado especialmente este año, igual que lo vengo haciendo en los últimos.

Con motivo del Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, formé parte de la organización de la Semana de la Mujer que la Fundación Woman’s Week celebra con maestría y excelencia cada edición. Una semana intensa por la que pasan grandes mujeres profesionales, directivas, líderes de sus empresas, autónomas, investigadoras, pequeñas emprendedoras… mujeres que representan con su trabajo a un colectivo que gana cada día que pasa más protagonismo, el que merecen en igualdad de condiciones. Este año, la cita tuvo lugar en uno de los pabellones del bellísimo Jardín Botánico de Madrid y fueron unos días tan emocionantes como felizmente cargados de trabajo que se desarrollaron a lo largos de mesas de trabajo, debate y ponencias y que culminaron en una gala, que como en anteriores ediciones, se celebró en la embajada italiana en la capital española.

El primer trimestre del año concentró otras dos citas más en esta temática: una conferencia en la sección de Valencia y Murcia dentro de la Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas de España, durante el mes de febrero; y la presentación, en marzo, del grupo Mujeres Influyentes de España, liderado por la periodista Beatriz Recio, y del que formo parte como Influyentes de Cantabria que dio el pistoletazo de salida a otros similares en Madrid, Aragón, Andalucia, Galicia, Extremadura… Dentro de las iniciativas llevadas a cabo fui unas de la mentoras del programa Mentoring Express que llevamos a cabo durante el mes de agosto y en el que trabajé mano a mano con la joven empresaria Silvia Lorente.

En mayo, participé en la Jornada de Igualdad que se celebró en el Hospital General Universitario de Valencia y meses después, en noviembre, impartí tres sesiones con el ilustrativo título de Liderazgo en femenino, organizadas desde el área que Gloria Cerezo dirige en el Ayuntamiento de Castellón. Aunque no me he apartado de esta temática en mi ponencias impartidas en UNITEC, tanto en San Pedro Sula como en Tegucigalpa, donde también me entrevistaron y os dejo el link, pues la situación de la mujer profesional en aquel país es destacable por su falta de autoempoderamiento. Como tampoco me he olvidado de ello durante mis participaciones en la Asamblea Anual de EJECOM, que tuvo lugar hace unos días, o en la Cumbre sobre el Trabajo JobDay que se organizó en Ecuador y hasta donde viajé durante el mes de abril, recordando a bote pronto.

En cuanto a encuentros internacionales destacados, este año he participado en la Cumbre de la Comunicación Política, que acogió Madrid en el mes de febrero, donde tuve el privilegio de presentar al entonces presidente de la Unión Europea, mi admirado Antonio Tajani, que clausuró la cumbre con una participación en vídeo, además de la citada #COP25. He formado parte también del plantel de ponentes en encuentros como la primera edición del Mediterraneam Sport Sunmeet, donde presenté el proyecto Conquistando el Himalaya, que impulsa Amador Melero, y del que soy directora estratégica. Especial ilusión me hizo estar presente en la jornada centrada en el trabajo de Javier Fernández Aguado, en la que se presentó su nuevo libro con la participación de diferentes especialistas, entre los que me incluyo, y se llevó a cabo en el marco del encuentro de AEFOL. Un día emotivo en homenaje al que se conoce como el Peter Drucker español, por su inmensa labor de años de excelencia tanto en sus títulos como en sus conferencias y trabajos directos en el mundo empresarial. Al igual que él, mi maestro Fernández Aguado es un ejemplo de filosofía de la administración laboral y empresarial y cuenta a sus espaldas con un elevado número de libros que desde diferentes ópticas aborda la materia de la excelencia en la organizaciones.

Una jornada en la que el conocimiento brilló por su presencia, al igual que las impartidas en la Fundación General del CSIC, con científicos e investigadores españoles que buscan mejorar su labor como directores de los centros que gestionan. O las impartidas a los líderes del futuro, tanto a los jóvenes rotarios en el RYLA que tuvimos en abril o los cursos que este año he impartido en diferentes momentos del año en la Universidad Católica de Valencia.

Finalmente, otras citas como la excelente ElEmocionalDay, impuslada por la doctora Elsa Martí Barceló, una jornada que se verá plasmada en el papel, en forma de libro en pocos días, ya en 2020; la imponente cena de gala de los Premios de la Fundación Zaballos, organizada por mi querida amiga, la abogada Emilia Zaballos; la Asamblea General de la Consultoría en Valencia o la jornada Savia Endesa, en la que mi grupo fue partner.

Un año de trabajo, intensidad, viajes, encuentros y, sobre todo, transformación y crecimiento. Lo mismo que os deseo para el Año Nuevo, una transformación que os permita mejorar vuestro entorno en búsqueda de la excelencia.

 

 

Deja un comentario