El viaje hacia el empleo – Monográfico Búsqueda de Empleo de Educaweb

Recientemente participamos en un monográfico sobre empleo en el portal Educaweb. El objetivo del Monográfico era facilitar al lector canales, recursos o herramientas para buscar empleo, describir las mejores herramientas para sectores específicos y mostrar la experiencia de orientadores profesionales, como es nuestro caso.

Nuestra propuesta se tituló: El viaje hacia el empleo. Aquí la tenéis:

http://www.educaweb.com/noticia/2013/09/09/viaje-empleo-7742/

El viaje hacia el empleo

Plantéate el proceso de Búsqueda de Empleo como un viaje hacia un destino concreto. Piensa que eres un viajero que va a emprender un camino, hacia un futuro laboral esperanzador y mejor. Por lo tanto, antes de salir de casa con la mochila en los hombros y para asegurar la llegada a tu “destino profesional”, habrá que tener muy bien planificado todo el proceso.

I. Planifica tu viaje

Tendrás que saber dónde quieres llegar, qué tipo de viajero eres, qué clima hay en el exterior, que vas a necesitar llevar en la mochila, qué medio de transporte vas a utilizar, qué paradas vas a hacer, qué acciones tienes que realizar… Es decir, antes de actuar, párate a reflexionar y realiza una hoja de ruta o Plan de Acción.

Para ello, debes apoyarte en 2 pilares:

1. Autoconocimiento: has de plantearte primero, tu objetivo laboral. Ésta, es la primera de las 3 preguntas clave: ¿qué quieres hacer? Después analiza tu perfil y responde a la segunda pregunta clave: ¿qué puedes hacer? Revisa lo que sabes hacer bien, tu experiencia y formación, a qué puestos puedes optar, cuáles son tus logros, tu personalidad, intereses, valores, competencias, motivaciones, vocación, qué te diferencia del resto y qué puedes aportar al mercado. Esto servirá para presentarte como una candidatura única, diferente y necesaria para la empresa. Con toda esta información, sabrás cuáles son tus puntos fuertes y podrás diseñar tu perfil profesional.

2. Vigilancia Competitiva: has de estar al día y saber qué requisitos pide el mercado para ser el candidato adecuado. Has de identificar las demandas del entorno y adaptarte a ellas. Debes conocer tu sector, las noticias relevantes, las empresas más representativas, qué es lo que están pidiendo, qué se valora como positivo y como negativo, cuáles son los perfiles más demandados, qué y cómo se ofrecen otros demandantes…

Conjugando toda la información obtenida, ya puedes diseñar tu Plan de Acción para el Empleo. Ésta, sería la respuesta a la tercera pregunta clave: ¿Qué vas a hacer? Tienes que planificar cada una de las acciones que vas a realizar para conseguir tu meta profesional. Para tener éxito, todo debe estar previamente organizado. Debes temporalizar cada uno de los objetivos y de las acciones y prever los recursos materiales, económicos, técnicos y humanos necesarios. Con ello, evitaras pérdidas de tiempo, podrás corregir errores, no dependerás tanto de la suerte y te ayudará a mantener la motivación y la autoestima, conforme vayas cumpliendo con lo previsto.

II. La mochila: Herramientas fundamentales

Para obtener el éxito en tu Búsqueda Activa de Empleo, debes tener siempre a mano:

1. El Curriculum Vitae: aunque todo el mundo sabe lo que es, no todo el mundo es consciente de su importancia. Tu CV es tu tarjeta de presentación: alguien que no te conoce dedicará unos pocos segundos a leerlo y tomará decisiones muy importantes para ti. Es una poderosa herramienta de Marketing Personal que debe usarse para que quien lo lea, piense que tienes los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para resolver los problemas de su empresa. Un CV no sirve para contratar a nadie, sino para eliminar candidaturas.

Te ofrezco una serie de recomendaciones importantísimas, basadas en mi experiencia, para elaborar tu CV:

  • Esfuérzate o te quedarás fuera. El CV no se redacta en media hora.
  • Es una herramienta flexible, deberás adaptarlo a cada proceso, empresa, puesto. Si estás respondiendo a una oferta, adapta las palabras de tu CV a las de ella. Es decir, utiliza los mismas palabras que ellos para nombrar tus puestos de trabajo, funciones, competencias…
  • Pon las vías de contacto contigo.
  • Tu curriculum tiene un cliente. Piensa qué necesita y ofréceselo de forma clara y sencilla.
  • Cuida la forma, la estética. Que tenga un aspecto despejado, limpio, buena calidad de impresión, con un tipo de letra neutro, sin colores demasiado fuertes y no demasiado extenso (2 hojas es una extensión adecuada).
  • Cuida el fondo. Frases cortas y sencillas, verbos de acción. Incluye tus logros. No mientas, ni exageres, pero tampoco seas demasiado humilde. No tienes que poner necesariamente todo lo que has hecho, pero no debe faltar nada de lo que tenga que ver con el puesto al que optas. No incluyas nada de lo que no quieras hablar. Repasa la ortografía.
  • Elige el tipo de CV más adecuado (cronológico, funcional o combinado). Te recomiendo el cronológico, directo o inverso (dependiendo de si la información relevante está al principio o al final de tu carrera). Si tienes dudas, recurre a modelos estándar, como el  Europeo.
  • Recuerda estos principios psicológicos: el efecto primacía y el efecto recencia (que nos dicen que se recuerda mejor, lo primero y lo último que se percibe) y el efecto frecuencia (se recuerda mejor, lo que más frecuentemente se percibe). Esto quiere decir que pongas al principio o al final del documento lo que más te interese y que repitas las palabras que más te interesen.

2. La carta de presentación: es un medio facilitador (o no) de tu participación en los procesos de selección. En la carta se reflejan las actitudes, habilidades, capacidades y motivaciones que quieras destacar de tu CV. Hay dos tipos de CP: la Carta de Respuesta a una Oferta y la de Autocandidatura. Tiene un triple objetivo:

1. Que la lean:
  • Dirígela a una persona en concreto (si puedes)
  • Preséntate y cita el objetivo de tu carta
  • Si es posible, incluye una referencia
  • Muestra interés por esa empresa
2. Que vean que puedes aportar valor: Que resalte tu ventaja competitiva. Que despierte la curiosidad.
  • Relaciona tus capacidades y logros con las necesidades de la empresa
  • Céntrate en lo que le puedes aportar; no en tus deseos
3. Que no te olviden: deja abierto el camino a nuevos contactos
  • Menciona que llamarás para concertar una cita

3. La Agenda de búsqueda de empleo: registra todos los datos de cada una de las acciones, empresas, puestos, anuncios contestados, fechas, seguimiento, cumplimiento de objetivos, resultados…

4. Herramientas personales: no olvides llenar tu mochila de optimismo y actitud positiva, motivación, creatividad, iniciativa, resiliencia y autoestima.

III. Viaja por todos los canales

Estos son los principales canales por los que puedes hacer llegar tu candidatura a las empresas:

  • Red de contactos personales: habla con tus compañeros, amigos, familiares, vecinos y conocidos. El 25% de los empleos se consiguen a través de los contactos personales.
  • Portales de empleo generalistas y sectoriales
  • Prensa: aunque cada vez menos, los periódicos y revistas especializas, publican ofertas.
  • Oferta Pública de empleo: consulta los Boletines Oficiales, nacionales (BOE), Autonómicos, Provinciales y Europeos.
  • Bolsas de trabajo: acude a las bolsas de los Servicios Públicos de Empleo, Colegios Profesionales, Asociaciones Profesionales y Empresariales, Agencias de Colocación, Fundaciones y ONG’s, Escuelas de Negocio, Universidades, Sindicatos, Centros de formación postgrado, etc.
  • Autocandidatura: preséntate como candidato a empresas susceptibles de necesitar perfiles como el tuyo. Se creativo, redacta tu CP y diseña un CV adaptados a cada empresa. Además, muchas empresas disponen de una sección “trabaja con nosotros” en su web.
  • Empresas especializadas: Consultoras de selección, Head Hunting y ETT’s
  • Networking: amplia tu red de contactos asistiendo a ferias o eventos de tu sector, formando parte de alguna asociación…
  • Canales alternativos: televisión, radio…
IV. Últimas tendencias
  • Personal branding. Consiste en considerarse uno mismo como una marca que, al igual que las marcas comerciales, debe ser elaborada, transmitida y protegida, con ánimo de diferenciarse y conseguir mayor éxito en las relaciones sociales y profesionales. Deberemos tener en cuenta nuestros objetivos, nuestros puntos fuertes y ser muy creativos a la hora de diferenciarnos.
  • Presencia en Redes Sociales: Aprovecha las nuevas tecnologías para darte a conocer. Linkedin es el mejor ejemplo de red de contactos profesionales (pero no el único). Debes crear y actualizar tu perfil.
  • Benchmarking: Es una técnica empresarial que consiste en comparar tu organización, con aquellas que evidencien las mejores prácticas sobre un área de interés, con el propósito de transferir su conocimiento. Compara tu candidatura con las mejores que veas en el entorno (internet y las redes sociales te ayudarán) y ve en qué la puedes mejorar.
  • Videocurriculum: Es una presentación en video en la que el aspirante habla de si mismo, de sus aptitudes y sus habilidades, de sus logros y sus ambiciones. Es un “video promocional” personal. Es una idea muy unida al Personal Branding. ¿Tienes webcam? Pues anímate a grabarte.

Y para terminar, un último consejo, quizás el más importante: ten siempre muy presente que para viajar es necesario moverse. No esperes, ¡muévete ya!!! Buscar trabajo es un trabajo.

Que tangas un buen viaje hacia el éxito y una agradable estancia en tu puesto de destino.

 

Deja un comentario